octubre 25, 2009

A la 'hora' es la cita, no te olvides... de ir!


Conocido como 'el niño consentido de Puerto Rico', este hombre ha viajado por todos los rincones del globo llevando su malanga para hacerlo gozar. Cheo Feliciano, hijo de Ponce, en la bella Borínquen. Se hizo un lugar en la universo de la salsa al hacer parte del sexteto de Joe Cuba. Pasando por grandes orquestas como la de Eddie Palmieri y la aclamada Fania All Stars bajo la batuta del inigualable Johnny Pacheco, Cheo Feliciano continúa transmitiendo el legado de la música antillana, no sólo con la salsa sino también con el bolero, guaguancó y otros, convirtiéndole en uno de los grandes referentes de estos sonidos que alegran al mundo entero.
Recordando sus orígenes, para la 'Hora', uno de sus temas más conocidos. Con Joe Cuba, 'Cita a las seis'.
Familiaaaaaaa!



Leer más...

octubre 16, 2009

Porque en la hora suena tu voz!


Amigos de la hora, en aras de conocerles he modificado el sistema de comentarios para que no sigan utilizando la opción Anónimo que los mantiene ignotos si no escriben su nombre al pie de su comentario.
Navegando en la red, he encontrado una, hasta el momento, muy buena opción llamada Disqus que nos permite identificarnos con un nick, una dirección de correo electrónico y un website. Además, la opción de valernos de nuestra identificación en las redes sociales más populares como Facebook, Twitter o Flickr.
Así pues, queda abierta la puerta para compartir, de mejor manera, nuestras opiniones sobre la hora. Bienvenidos de nuevo! Leer más...

octubre 06, 2009

Siempre habrá un tiempo...


Guerras... A pesar de ellas, siempre habrá un tiempo. Para pensar. Para vivir. Para salir de ella. La canción que traigo es del aclamado grupo irlandés U2 y fue escrita basada en un documental realizado sobre un concurso de belleza realizado en Sarajevo, en medio de la guerra de Bosnia.
Vale la pena leer la historia y, por supuesto, disfrutar la canción que además cuenta con la participación del gran tenor italiano Luciano Pavarotti.

Leer más...

Una mente brillante y una manzana...


Una vez concluida la Segunda Guerra Mundial, buena parte de la humanidad celebra el inicio del mundo libre después del otoño de 1949. Cesan los cañones, callan las ametralladoras y aunque retiemble la tierra después de caer la última bomba, los hombres por fin respiran y esperan la repartición del mundo para decidir en que nuevo bando jugar.
Sin embargo, en un viejo edificio, un hombre guarda un secreto. Y aunque ignorado por la mayoría de sus conciudadanos, ya libres, éste hombre fue uno de los principales contribuyentes al (nuevo) viejo privilegio del que disfrutaban.
Pero, ¿cómo podrían darse cuenta de ello? ¿Acaso no son los héroes aquellos muchachos vestidos de verde que corren por los campos de Europa acabando fascistas? O, ¿no son los héroes los vestidos de gris que surcan los cielos sofocando con sus veloces saetas al enemigo que acosa la gran isla? Sí, son ellos los héroes visibles. Pero también existen otros que desde las sombras trabajaban infatigablemente para recuperar aquél don preciado que ningún hombre debe perder jamás...
Alan Turing, que antes de iniciarse la beligerancia había planteado que todo problema matemático podía representarse con un algoritmo, fue uno de aquellos soldados ocultos. El gobierno británico había establecido en la instalación de Bletchley Park un equipo de criptología encargado de descifrar las comunicaciones enemigas codificadas con la máquina Enigma. Lo lograron.
Este éxito fue una de las piezas claves para dar con el punto de giro de la guerra. Con él y las estrategias militares apropiadas, se gestó el inicio del fin del conflicto: el desembarco en Normandía.
Una vez concluida la contienda, Turing no recibió el reconocimiento de un héroe. Turing cargaba con el peso de ser homosexual, punible entonces por ir contra la moral. Además del rechazo, fue condenado a tomar una de dos opciones: la prisión o un tratamiento con estrógenos. Optó por la segunda, amén de las consecuencias.
Con la carga que le suponía vivir de esta manera, murió en circunstancias extrañas a causa de un envenenamiento con cianuro luego de comer una manzana. Una manzana...
Aunque para muchos la muerte de este hombre aún no quede clara, no faltan dudas para señalar la falta de memoria, la supuesta moral, como razones para que el dulce sabor de una fruta, finalmente letal, concluyera la existencia de una de las mentes más brillantes del siglo XX.
Pero los hombres cambian tal como lo hacen los tiempos, y Alan Turing fue reivindicado por el gobierno británico que, a pesar de actuar tarde, ensalzó la labor de aquel noble soldado que dio su mente y su talento como sus mejor armas contra la opresión.
Cuenta una leyenda urbana, que el logotipo corporativo de una célebre compañía rememora a este noble adalid. Extraña coincidencia, pero no deja de ser loable que además de reconocer los productos de aquella se honre a este hombre y a su legado. Leer más...

octubre 03, 2009

A la charanga eterna...


Mundialmente conocida por ese ritmo añejo que invita al baile o a un buen trago de ron, la Orquesta Aragón es una de las hijas predilectas de la provincia de Cienfuegos, Cuba.
Fundada por Orestes Aragón en el año de 1939, se ha encargado de llevar por el mundo los aires musicales de la mayor de las Antillas a todos los rincones, logrando asociar la charanga, el danzón y el cha-cha-chá al nombre de esta magnífica orquesta como uno de sus máximos exponentes.
Para ustedes, lectores de la Hora, una de mis canciones favoritas: Quiereme Siempre.

Leer más...

Alegria não tem fin!


El 2 de octubre de 2009 será recordada por ser la fecha en la cual se designó a Río de Janeiro como sede de la trigésimo primera Olimpiada de la Historia Moderna.
También debe ser el día en que este rincón de la América meridional ha encarado a la historia recordándole al resto del mundo que estaba en deuda con él y que merecía la oportunidad de demostrarle que se pueden construir grandes cosas a partir del poder del deporte y principalmente, de la gente.
Quien les escribe, se regocija por esta elección y ruega que todos podamos llegar a esta cita en tiempos de paz, solventando las turbulencias que hoy vivimos.
Parabens Brasil! Que a alegria não tem fin!

Leer más...

octubre 01, 2009

Viejo... pero nunca lo sabrán!

Vete a buscar lo que te haga feliz que el tiempo corre muy de prisa...
Así reza la publicidad de una muy popular marca de refrescos. Y a pesar que el tiempo nos toca a todos, a cada uno le corresponde hacerle frente o dejarse llevar por su caudal.
Hoy, quien les escribe quiere traerles el ejemplo del, hoy por hoy, delantero más viejo que aún pisa un rectángulo de fútbol. Su nombre: Anthony de Ávila. Colombiano.
Y es que por más que cayeron las críticas, inclusive de uno de sus mentores, este veterano de mil guerras hizo caso omiso de ellas y volvió a calzarse las botas a buscar aquello que siempre le acercó a la gloria. El gol. Delirio de las masas que convierten el cemento de un estadio en vida.
Así, 'El pitufo' como le dicen, anotó de nuevo. Lo hizo en su casa, con la camiseta de toda su vida. Pocos pueden decir eso en estos tiempos de mercantilismo y vanagloria. Pocos pueden decir que después de años de 'inactividad' hizo notar su presencia en el área rival en casi 90 minutos, marcando y asistiendo a sus compañeros.
Pocos jugadores pueden decir que han jugado profesionalmente al lado del ídolo de toda la vida. No con una fotografía estampada en una camiseta. No desde la distancia, cercana pero a veces fría, de la grada. Lo tuvieron a su lado, defendiendo un color. Alegrando a un público.
Loable. Más que eso. Este diminuto pero hábil jugador de fútbol le ha demostrado al mundo entero que la lealtad existe. Que las ganas sólo las mata uno mismo. Que no se muere sin haber luchado. Y que no se ha luchado en vano pues la gloria, aunque efímera, existe.
Viejo? El viento y todavía sopla...
Leer más...