junio 28, 2009

De romper barreras...


Un joven actuaba en el cosmopolita barrio neoyorquino de Harlem acompañado de cuatro hermanos. Eran los años sesenta... Ninguno de los asistentes al espectáculo alcanzaba a imaginar las penurias familiares que este muchacho vivió... Y, sin embargo, estaba allí entregando lo mejor de sí, al igual que los demás, encendiendo una nueva lumbrera que alimentaría en el futuro las ilusiones de muchos en el planeta...
En el ocaso de los sesenta, años difíciles se vivían en los Estados Unidos. La supremacía blanca se desplazaba por la igualdad de derechos entre todos los ciudadanos de cualquier color y esta nueva lumbrera que empezó a iluminar en ese turbulento período era un muchacho de color. Un negro.
Haré caso omiso de lo que ocurrió después con su popularidad y su cambio de apariencia, sin despreciarlo ni mucho menos. Este joven con todo su talento ayudó a romper barreras y con su música hermanó a un país entero... A un planeta entero...
Michael Jackson deja un legado musical gigantesco y es eso lo que debería importarnos cada 25 de junio cuando se recuerde el día de su fallecimiento. Este joven, simplemente trascendió.
Ah, por favor no olvidar a Farrah Fawcett... Ella tuvo también la 'suerte' de dejar el mundo ese mismo día... Leer más...

junio 21, 2009

¿Qué tienen contra las 'vuvuzelas'?


En estos días del otoño-invierno en el hemisferio sur, se juega en Sudáfrica la Copa Confederaciones de fútbol. Este evento se juega como cita previa al Campeonato Mundial y reúne a los campeones orbitales de cada continente: Brasil (América), España (Europa), Egipto (África), Irak (Asia), Nueva Zelanda (Oceanía), Italia (Campeón del mundo) y Sudáfrica como anfitrión.
A pesar de la poca importancia que varios le hayan querido dar a esta competición, se han notado ciertos aspectos que permiten evaluar la capacidad organizativa y hospitalaria de la nación africana en un acontecimiento de tamañas proporciones como un Mundial de fútbol.
Uno de ellos, ha sido la presencia entre los hinchas locales de un extraño artefacto que ha causado la curiosidad de los tele-espectadores que más de una vez han dirigido su mirada a la calle para averiguar la presencia o no de algún camión. Se trata de una corneta alargada que produce un sonido peculiar (ensordecedor, dirán algunos) llamada vuvuzela. Su sonido, multiplicado por la gran cantidad de hinchas que la hacen sonar, ha mostrado un carnaval en las tribunas de los estadios sedes del torneo, a expensas del ruido y la molestia que generan.
Es por esta razón que la FIFA (organizadora de la Copa Confederaciones y del Mundial de fútbol), ha considerado la posibilidad de prohibir su ingreso para el próximo año cuando se de lugar la máxima cita balompédica.
Desconozco el motivo real de la prohibición. Pero, además de dar colorido y hacer del futuro Mundial una gran fiesta dándole el toque africano, ¿qué tienen contra las vuvuzelas?
Extraño un torneo lleno de color. En Italia '90 se veían muchísimas banderas en todos los estadios. El hincha siempre le dará particularidad a cualquier competición deportiva que genere grandes masas. Pero, no sería justo privar al Mundial del toque propio del país organizador dentro de las gradas.
Espero pacientemente la derogación de esta medida. Aunque si triunfa, que venga sustentada con sus respectivas mediciones auditivas. Leer más...

junio 06, 2009

El 'efecto Tetris'


¿Quién se alcanzaría a imaginar que un juego tan simple se convirtiera en algo tan adictivo? O simplemente, uno de los juegos más populares, sino el más popular de la historia.
Conmemoro los 25 años de vida de este popular juego que todos hemos jugado alguna vez en nuestra corta existencia. El Tetris fue creado por el ingeniero ruso Aleksei Pazhitnov en el año 1984. Sin lugar a dudas, esta maravillosa idea transformó la rutina de este hombre brillante, dándole un lugar en el mundo a expensas del régimen soviético que le toco padecer al momento de su invención.
Entre las muchas curiosidades de este juego encuentro que el señor Pazhitnov es propietario de la licencia del juego, cosa que le hubiese sido imposible de seguir viva la Unión Soviética, y exige a los creadores de nuevas distribuciones que se mantengan las mismas piezas, el área de juego y la música original.
Otra curiosidad de este juego es el efecto Tetris, (aquí, en la Wikipédia en Ingles otra definición), el cual consiste en la sensación cerebral, normalmente soñar, de continuar jugando Tetris en nuestra mente, buscando nuevas maneras de ensamblar los tetróminos, piezas del juego, persistentemente. Juro que me ha ocurrido muchas veces. Aunque según dicen, esto mejora las habilidades mentales haciendo que la mente se anteponga a la solución de un problema, así como también a superar las experiencias traumáticas... Increíble!

Volviendo a la conmemoración de los 25 años de tan notable juego, muchos medios se hacen eco de esta noticia. Hasta Google se ha unido a las celebraciones!

Dejo un vídeo en el que ilustra el 'efecto Tetris'. A jugar!

Leer más...

junio 02, 2009

Y dónde carajos queda Tiananmen?


Yo soy la voz que clama en el desierto.
Evangelio de San Juan, 1:23

Y, ¿de qué sirve denunciar?, dirán muchos. Respondo yo que de inconformes se ha construido el mundo y por ellos existen muchas de las comodidades que disfrutamos.
Aunque hablar o crear por una necesidad no siempre fue la causa de lo que sugiero anteriormente, se convierte en una necesidad misma cuando lo que ocurre a nuestro alrededor no está bien o no marcha correctamente.
Y, ¿qué está bien? O, ¿qué está mal? Más allá de que estas cuestiones vengan al caso, nunca faltará la voz que escuche al oprimido y que hable por él, si fuere menester. Desde que la humanidad se hizo humana, perdón por la vaguedad del término y vaya que se está perdiendo, unir filas en favor del necesitado es uno de los actos más loables que hayan existido jamás. Muy a pesar de que la causa sea efímera, inútil o estúpida incluso.
Juan, el bautista. Famoso profeta bíblico, se caracterizó además de anunciar la venida del reino de Dios, según la tradición cristiana, por denunciar los males que aquejaban a su pueblo y el comportamiento impropio del mismo. En su afán de abrir los ojos al pueblo judío, murió decapitado al turbar las masas.
Y, ¿vale la pena morir por denunciar lo abyecto? Todos los extremos son perjudiciales. ¿Quién querría morir? Lo magnánimo de un hombre con el perfil que describo es que asume su propia pérdida como el paso para que su voz no quede silente. Aunque clame en el desierto, siempre retumbará...
Y qué! Muchos mueren denunciando y nunca pasa nada... Y digo yo, ¿por qué dejar que las cosas sigan igual? ¿Tan acostumbrada está la humanidad al sufrimiento? Tengo una espina en el pie, pero mejor salto en el otro... Visiones erróneas de la vida, quizás...
Hace 20 años en China, un hombre, un grupo. Cansados de la ignominia que los tenía sometido el régimen comunista, levantaron su voz. Pidieron mejores condiciones de vida. Pero estos hombres no hablaban a título personal. Eran el reflejo de una sociedad agotada que nunca se le escuchara. Que otros decidieran que era lo mejor para ellos. Sin tomarse el tiempo para preguntar.
De hecho, nunca preguntaron.
De repente, el grupo ya no fue grupo. Poco a poco, se convirtió en multitud. Casualidad? No lo creo. Y se hizo multitud sin recurrir a las vías de hecho, sin incitar ni usar la violencia. La mayor plaza de la capital china fue tomada de forma pacífica. El gobierno del pueblo respondió. Al día siguiente ni un sólo manifestante quedó en la plaza. El ejército del pueblo reprimió la voz usando lo que el pueblo nunca usó...
Todo esto ocurrió en la Plaza de Tiananmen. (Leer de nuevo el título). En Beijing, China. En 1989.
¿De qué sirve alzar la voz? Mucho. Para demostrar que se está ahí, digo yo. Que se existe. Que se vive.
Sin embargo, la tristeza me embarga pues muchos de mis contemporáneos ni siquiera sabrán dónde o qué significaron estos sucesos. Habrán cosas mejores en que pensar...
Mi esperanza hoy, cómo la de muchos que escriben, sólo consiste en que la voz sea sórdida y al menos mueva consciencias...
Se existe, se vive... Leer más...

junio 01, 2009

De la pluma de Residente: Música y mi ciudad


Recuerdo que de niño todo era mas hermoso... Las cosas a los ojos de un impúber siempre serán de color rosa.
En las clases de historia recibidas en primaria nos enseñaban una ciudad llena de héroes, mitos y grandes batallas; pero, a medida que vamos creciendo, nos damos cuenta que los héroes no son héroes sino asesinos, que los mitos son mentira y que las grandes batallas solo eran carnicerías humanas en cualquier sentido.

Hoy en día, 200 años después, seguimos arrastrando las penosas consecuencias de esa época de violencia, en pequeñas y grandes dosis: estamos expuestos a morir por tener un celular de alta gamas, ser arrollados por un motociclista incluso si como peatones estamos circulando sobre el andén, ser atracado por un indigente si no se le da una limosna, etc. Por eso, cada vez que veo que pasan cosas así, siempre recordaré esa frase de una canción interpretada en nuestros días por el 'Checo' Acosta: "Así eres tuuú Cartageeenaaaa..."

Leer más...