mayo 23, 2009

Grande Maelo...


Mi gusto por la música salsa despertó gracias a mi padre. Mi ansia de conocer me llevó a descubrir grandes artistas, bellos sonidos, ritmo y sobre todo gente...
Un día de mi niñez, me topé con este sonido. (Por favor, hacer clic en el vínculo)
Sin quererlo, escuché por primera vez la voz de Ismael Rivera. Uno de los grandes hijos que la isla de Borínquen ha traído a la tierra y uno de los mejores cantantes, para este servidor el mejor, de salsa que hayan existido jamás.
Les invito a descubrir, como yo, a esta gran voz. De paso, a la gran persona que se refugió tras ella. Grande entre los grandes. Maelo, por siempre!


Leer más...

Historia de taxi


En Colombia se vive un puente festivo este fin de semana... Liberado de mis ocupaciones habituales por estos días decidí cambiar mi rutina yendo al sector de Bocagrande en Cartagena de Indias, ciudad en la que resido.
Decidí cambiar mis anteojos medicados y aunque el sitio donde quise comprarlos estaba cerrado, no retorné a mi casa y en tanto compré un café.
En el sitio donde degustaba mi vaso, me llené de mucha melancolía. Quizá a causa del cielo gris que cubría el cielo de la mañana.
Aunque la brisa marina que recibía me ofrecía un aire de cambio, como celebrando mi empeño de salir de mi aposento, así fuere por necesidad.
Regreso al lugar donde pretendí comprar mis nuevos anteojos, y aunque finalmente los obtuve, recibí una atención muy cálida de parte de la vendedora que me atendió y de la médico que me efectúo la revisión. Una sonrisa, un gesto amable, pensé, puede cambiarte la óptica.
De vuelta a mi hogar, detengo un taxi. Regateó con el conductor por el precio de la carrera, ignorante del precio habitual de la misma, obtengo un acuerdo con el amable señor.
Subo al vehículo y aunque reduzco el precio reglamentario en un 15% de su valor (Una diferencia bastante minúscula aunque significativa en la economía de un país como el mío), el conductor me dice que toma la carrera porque nunca le dice que no a nada. Siempre con una sonrisa, con un tono alegre, convirtiéndose en un amigo, si bien pasajero, será difícil de olvidar.
Pude pensar que su alegría se debía al uso del aire acondicionado de su automotor que le convertía en rey en una ciudad donde el calor impera.
No fue así, pues me deje llevar de su cortesía, de su cálido diálogo. Alabé su actitud frente a la vida. Y me contagié de ella. Me colaboró Keep On Movin' de UB40 que sonaba en su radio. Aún así, pude interpretar que la vida no se detiene por un cielo gris. Siempre habrá algo que podrá alterar el rumbo para bien. El viento podrá soplar finalmente a tu favor.
Hoy agradezco a la vida por aquellos con los que me tropecé. Cuán equivocado estuve al sentir melancolía...
Al concluir mi trayecto, le pagué el valor habitual de la carrera a tan gran personaje.
Ya sabe! Actitud positiva!
Fueron sus palabras de despedida. Sabio... Leer más...

mayo 16, 2009

¿Por qué hablamos?

A veces hablar resulta esencial, pero otras veces es mejor callar. Porque a veces hablar, resulta un error mortal...
Sorpresas. Rubén Blades.

Hace unos días, en Guatemala, fue colgado en la Internet un vídeo en el que un abogado, asesinado días después, denuncia y responsabiliza al actual presidente del país como autor intelectual de su muerte.




Leo hoy en la web del diario El País una noticia asociada a este suceso que me invita a reflexionar...
Un analista financiero fue puesto en prisión por denunciar el hecho, aunque de una manera un tanto inverosímil.
El individuo empleó el servicio twitter para elevar su voz de protesta. Se le acusa de desestabilizar los mercados financieros llevándolos al estado de pánico.
Lo que no logro entender o lo que aún me pregunto es ¿por qué o de qué le acusan realmente?
Aunque ignoro si en Guatemala existe policía secreta, imagine a una charla de esquina tocando el tema... ¿Es posible que a los participantes de la plática también los ingresen a una cárcel por desestabilizar el orden público?
¿Censura? Quizás... ¿Por qué hablamos? ¿Por no callar?
La libertad clama por hechos como éste, aunque el deseo es que la justicia prevalezca. Ojalá, sea del lado de la libertad. Leer más...

A volar...


El bimotor que descansa sobre estas líneas es el Messerschmitt Me262. Máquina empleada por la Luftwaffe, aviación alemana, en la Segunda Guerra Mundial que más allá de la angustia que pudo causar a los habitantes de la Europa ocupada, sobre todo en las noches, es una maravilla ingenieril del siglo XX.
Conocido como 'la golondrina' (nombre amistoso en diferencia con su real propósito), este aparato alcanzaba velocidades punta de 200 km/h! Toda una revolución en su tiempo!
El vídeo muestra una exhibición en un aeródromo de Berlín, probablemente Tempelhof.
A volaaaaaaaaar! Leer más...

mayo 15, 2009

La alarma excesiva...


Quizás, la palabra 'alarma' ya denota exceso... Para más males que agobian al mundo aparece uno nuevo: la aparición del virus AH1N1 y sus repercusiones mortales en la humanidad. La Organización Mundial de la Salud (OMS), al pasar el nivel de riesgo de pandemia de 3 a 5 en menos de una semana lleva a la histeria colectiva...
Estar alerta es mucho más sabio que que estar alarmados y llamar al miedo como herramienta preventiva. Pero, ¿en qué grado son responsables los medios de comunicación de la 'alarma'?
Creo que mucho...
Hago eco de un artículo publicado en el diario 'El País' de España respecto a la situación de México, supuesto país foco del virus. Al empezar los sucesos (empleo de tapabocas, cierre de restaurantes, clausura de eventos públicos...) los medios ofrecieron pan y circo. Increíblemente los niveles de violencia disminuyeron; la gente se aisló a causa de la epidemia y súbitamente los decapitados fueron reemplazados por muertos por neumonía... pan y circo.
Los medios mexicanos olvidaron ser, en esta aldea global, embajadores en función de transportar la situación de su país. La histeria, ya desatada, se transformó en xenofobia. En China, aislaron a un hotel completo a causa de un mexicano infectado con el virus. En América Latina, varios países cerraron sus aeropuertos y pusieron en cuarentena a vuelos y botes mexicanos. Hasta causó la deserción de dos clubes de fútbol de aquel país del principal torneo del continente.
La verdad no puede ser ocultada pero, ¿hasta qué punto había que inflar la verdad?
Hoy, el virus parece estar controlado... Se habla menos de él... ¿A causa de quién? O, ¿de qué?
Se aparecen a la vista teorías conspiratorias sobre el origen del virus... pan y circo.
La alerta debe persistir. Es lo más lógico. Pero, la información debe manejarse de forma responsable. Siempre. De lo contrario, el sufrimiento siempre estará a la vuelta de la esquina y... ¿sin necesidad de ello? Leer más...

Será que el mundo va pa'trás?

Me causa mucha curiosidad ver que el mundo de hoy se comunica de una manera que evoca a los tiempos de antaño.
Por ejemplo, la final del primer mundial de fútbol se jugó en 1930 en Montevideo, Uruguay y enfrentó a la selección local y a la selección de Argentina. El marcador es lo de menos. Lo interesante de este partido de fútbol era cómo lo seguían los aficionados argentinos en su país. Se agolpaban en la oficina de correos a escuchar los cablegramas que eran enviados desde la ribera opuesta del Río de la Plata con los acontecimientos del juego.
Hoy muchas personas, gracias a la Internet, pueden seguir un juego a través de un servicio que minuto a minuto emite los sucesos del partido.
Pero esto no sólo se refiere a los eventos deportivos. Gracias a servicios web como twitter o facebook, los websites de algunos de los principales diarios del mundo muestran en tiempo real los últimos acontecimientos. Evocando el antaño...
Quizás los ciudadanos globales no estamos en retroceso. Todo lo contrario. Las tecnologías de la información nos permiten todo este tipo de artificios que nos permiten estar al día. Pero gracias a ello, ¿no vivimos un déjà vú? ¿Será que así funcionan las verdaderas máquinas del tiempo?
Doc, ¿qué haces aquí, ah? Leer más...

mayo 12, 2009

Una manera de entender el fútbol...


Pues hay muchas. Demasiadas. Tantas como dicen que cada cabeza es un mundo. Pero mi manera particular de entenderlo se plasma en el legado que dejó Johan Cruyff, para mí el jugador más cerebral que existió jamás, en el Fútbol Club Barcelona.
A muchos quizás les molestará que se hable una y otra, y otra vez de este equipo. Inclusive he llegado al hastío por culpa de aquellos insensatos eufóricos que proclaman la superioridad de un conjunto que aunque hace historia, no ha ganado nada.
Es lo que representa el club en un país golpeado... No se sorprendan. Digo la verdad. España siempre fue considerado el parásito de Europa. El resto del continente llegó a pensar que Europa empezaba en los Urales y llegaba hasta los Pirineos, frontera natural entre España y Francia. Además de la siempre dolorosa dictadura de Francisco Franco que futbolísticamente hablando ubicó al Real Madrid, eterno rival blaugrana, como el máximo embajador de España ante el mundo a costa de la sociedad balompédica española que se descocía ante la hegemonia merengue.
El FC Barcelona representa un estilo de juego; como decía, herencia de aquél ilustre holandés. Fútbol total, industrial. Ensanche del campo a partir de las bandas con el balón en posesión y presión absoluta desde el 9 hasta el uno sin él. Socialmente, la gent blaugrana siente a este club en su ser desde el parto mostrando su sistema circulatorio tal como en los libros de texto: azul y granate.
Pero es el sentimiento de una pueblo reprimido. Como un artista que no puede decir lo que quiere pero lo plasma subjetivamente, surrealísticamente transmitiendo un mensaje inclusive subliminal.
Arte en todos los sentidos. Pasión para aquellos que seguimos la pelota ruede donde ruede.
Eso es como dirían los catalanes, aunque creo quedarme corto, es mès que un club. Más que un club.
Simplemente así, entiendo el fútbol que me gusta. Espero que alguien más comparta estas ideas.
Respecto a esta temporada, aún es pronto para decir que es el mejor Barça de la historia pues, la historia se construye dejando huellas. Lamentablemente, tal como las calificaciones en los exámenes, las huellas se dejan con títulos. Paciencia y antes de todo, prudencia... Que uno a uno se van dando... Leer más...