abril 30, 2011

Me gusta el fútbol (extranjero), y qué? (Uno)

Ser hincha, seguidor, fanático (o como lo quieran llamar) en estos días del FC Barcelona o del Real Madrid debe ser algo monumental, dada la circunstancia que estos dos equipos se han enfrentado por las 3 competiciones que afrontan en esta temporada (aún queda un partido más). 
Para cualquier aficionado de estos equipos, enfrentar y vencer al máximo rival es llegar prácticamente al clímax. Por lo tanto celebrar un gol en estos partidos se convierte en una celebración a rabiar.
Esto último no es visto con buenos ojos por algunas personas que no entienden como colombianos, costeños, cartageneros, etc. se celebre un gol de un equipo español; generalmente salen con argumentos como que esos equipos no representan ni a la ciudad ni al país, que no tenemos la oportunidad de verlos en directo, que no pertenecemos a España, que celebramos un gol de esos equipos más que un gol de la selección, entre otros. Y sí. Puede que tengan razón dentro de cada uno de sus pensamientos. Pero no comparto ni en un gramo sus opiniones y les explico el porqué: 
  • El fútbol no debe verse como una disputa política ni territorial. El fútbol es una forma de diversión y esparcimiento que, llevada de buena forma como debe ser, no se convierte en un fanatismo desmedido casi rayando en la obsesión. Así, como método de diversión, es una forma sana de pasar los fines de semana, y esto se agiganta más viendo el paupérrimo nivel del fútbol colombiano.
  • Ver fútbol es algo cultural para mi. Ya es una costumbre que llevo desde hace mucho tiempo y nadie me arrebata eso. Por los mismos motivos no tengo derecho a criticar a los que ven béisbol o los que van a opera, etc.
  • No necesito estar en un estadio y ver en directo a un equipo para ser seguidor, mucho menos estar en una barra brava saltando sin suéter. Esto no es una relación de pareja donde se necesita estar físicamente con la otra persona. Sólo necesito ver al equipo, no importa si es por televisión o por un computador. Aunque reconozco que estar en un estadio es la mejor forma de ver un partido -obviamente en buenos asientos-.

Si seguimos las idea de algunas personas que no debemos ser hinchas o seguidores de equipos extranjeros, entonces no veamos fútbol español, ni inglés, ni siquiera el argentino aunque sea de nuestro continente.
Si desean, hacemos lo mismo con la música. No escuchemos a U2, a Coldplay ni a 50 Cent pues nunca los hemos visto en concierto. ¿Y los géneros musicales que no nacieron en Colombia? Pues no nos representan! 
Limitémonos a escuchar a Shakira, Juanes y Diomedes Díaz; hagamos lo mismo con el cine y dejemos de ver películas de Hollywood. Mejor veamos, una y otra vez, “La estrategia del caracol”, “El paseo” entre otras. 
Si somos costeños entonces seamos del Junior o del Real, o del Unión o del Valledupar... Nada más! No escuchemos algo diferente a vallenato o champeta y no veamos telenovelas diferentes a Chepe Fortuna para que continuemos siendo nada más que un mero estereotipo.

2 comentarios:

  1. es un muy buen tema, lo que realmente nos apasiona no debe ser necesariamente lo propio lo autoctono, lo regional.......

    ResponderEliminar
  2. Amigo Darío, disculpa la tardanza para comentar tu muy interesante artículo.
    Esto para mí definitivamente es una moda, yo me pregunto: Hace 10, 12 años será que había mucha gente con la camiseta del Barcelona, con cuadros, tazas, sabanas, zapatos, balones? en fin, yo me atrevería a decir que NO. Estoy seguro que esas frases de "amor" "fanatismo" se lo profesaban a este fútbol criollo, a este fútbol lindo colombiano, le digo lindo porque yo soy de Colombia y me siento orgulloso de este fútbol. yo soy del Junior, y eso nadie me lo puede discutir, porque siempre me han visto con ese equipo.
    Esto de ahora es moda, solo eso. Es así, o te invito a que preguntes a estos llamados hinchas, que significa el escudo del Barcelona? Pregunta si siempre el Real Madrid ha tenido esa corona en el escudo?
    Espero que estés muy bien y ojalá algún día realices algún articulo de nuestro pueblo Magangué y su notable desarrollo.

    ResponderEliminar