marzo 09, 2010

Un día no basta...

Cada día, una mujer despide a su pequeño cuando va a la escuela...
Cada día, una mujer asiste a otros que convalecen...
Cada día, una mujer enseña a otros el mundo que tienen por descubrir...
Cada día, una mujer toma las riendas de un hogar, una empresa, en aras de llevarla adelante con la delicadeza que requiere el tacto a la rosa y con el temple que la exigencia demanda...
Cada día, una mujer visita una tumba extrañando a aquél que partió y anhelando que la redención lo alcance...
Cada día, una mujer alumbra una vida con la ilusión de que tenga un futuro...
Y, por qué sólo tienen que merecer un día? No es perceptible que sin ellas, la Vida misma no podría existir?
No basta un día. Porque simplemente sin vida, este planeta sería sólo una piedra inerte que gira sin sentido.
Tú, mujer. Que luchas sin fatiga en este caminar, bendita seas! Todo cuanto existe, ha sido inspirado por ti...
Gracias, por existir!



blog comments powered by Disqus